Traductor

4 de noviembre de 2017

Potingueo: TEORÍA MUY BÁSICA con receta crema hidratante y protectora.

Antes que nada y superimportante deciros que no pretendo dar clases ni ir de experta en cosmética porque no, absolutamente!. Hasta ahora no me ha interesado ni he conocido este mundo, porque lo veo "peligroso" y/o delicado sin tener ciertos estudios dado el aumento de alergias y sensibilidades

Buscando el truco para un buen champú sólido he tenido la oportunidad de encontrarme en este otro mundo, y me he sumergido un poco en la cosmética natural este último año y vamos, que yo seguiré haciendo mis potingueos a base de aceites, ceras, mantecas y poco más, sin más activos complejos, en primer lugar porque no se necesitan ingredientes complejos o muy caros para obtener un producto para ti misma que sea hidratante, emoliente, calmante, etc... según lo que necesites.
Más allá, lo dejo para los entendidos y/o profesionales. Yo me limitaré a compartiros mis "experimentos" con el potingueo hayan salido bien, mal o regular y punto.

Hay que tener muy en cuenta también, que cada persona es un mundo y lo que a uno le sienta bien o le da buen resultado no tiene porque resultar igual de bien para otra.





Siempre en todo es muy importante tener en cuenta unos imprescindibles consejos básicos

- Lo primero es desinfectar muy bien con alcohol o esterilizando en agua hirviendo los recipientes y utensilios a utilizar.

- Hay que respetar las medidas/ las dosificaciones (el % que recomiendan los entendidos) aunque confieso que al final yo siempre acabo improvisando y echando "a ojo", claro que no tengo entre manos ingredientes especiales y no afecta en el sentido de inconveniencia o peligrosidad)


- También tener en cuenta que los ingredientes interactúen en la misma dirección, para la misma finalidad o que se complementen, sin que interfieran entre sí. 
Por ejemplo, no pondremos un ingrediente astringente con otro que abre los poros... De ahí que hay que tener buenos conocimientos sobre este otro mundillo. Es un mundo aparte.


- Añadir siempre-siempre un conservante (superimportante!) cuanto más natural, mejor...pero claro... lo natural caduca antes, es más perecedero como puede ser el aceite de semilla de pomelo. 
Leí que ahora elaboran uno al que le han quitado el elemento que lo hacía fotosensible y se puede aplicar a formulaciones para usar de día.


- Tener en cuenta la caducidad . Ésta depende del conservante utilizado. Muchas veces se aconseja guardar el producto en nevera para que dure más o para mantener su consistencia. Pero desechar si ya ha superado bastante el plazo de caducidad.

- Olvidaba mencionar el Ph, también super importante. Merece una entrada aparte pero mencionar que el ph neutro para nosotros es el 7 en una escala de 0 a 14. El ph neutro comercial es el 5,5 por un tema que ya explicaré otro día.

Esta crema a mi me da un 7,5 de ph en las tiras que ya me va bien para mi cutis graso, como contorno de ojos y para el body (5 a 7,5). Un 7 ya es el tope para cutis normales que como los sensibles deberían recibir una crema de 6,5 para abajo. 

Pero depende de donde te informes, hay un poco de variación en los márgenes, así que... a ojímetro. Si te funciona bien a ti adelante, aunque no tiene porqué ir tan bien a otra persona. También no todas las zonas del cuerpo tienen el mismo ph. Bueno, no os lío más.

Sólo por si tenéis que bajar el ph... se puede añadir poco a poco (a gotas) ácido cítrico o ácido láctico. Pero es otro tema largo de explicar aquí, es otro submundo pues conservante y ph deben ir de la mano, no todos los conservantes sirven para todos los ph...



Como lo elaboré de noche, al día siguiente lo volví a fundir para hacer las fotos que os traigo al post.




Tengo en mis apuntes varias teorías para elaborar una crema, es cuestión de ir probando, pues cada piel (y cada persona, pues también va según los gustos personales) tiene unas necesidades diferentes, no es lo mismo echar la misma proporción de según qué aceites en una piel grasa que en una seca...todo depende. 

De todos modos, una crema propiamente dicha está compuesta por aceites y/o mantecas +  emulsionantes +  agua + conservante (precisamente necesario al contener agua). 
Y, obviamente, de tipo opcional los aditivos extra (activos, vitaminas, colorantes, fragancias, extractos líquidos o en polvo de plantas y/o flores, etc.). Todo un mundo, vaya!

Y en este caso, hacer un inciso: no es exactamente una crema por no contener su parte acuosa, no contiene nada de agua, pero hay que llamarla de alguna manera.

Yo digo que no hay una regla fija. Es cuestión de "prueba y error". Que te queda demasiado líquida? quizás es verano y hace mucho calor? o simplemente te has pasado en los ingredientes líquidos? añades un poquito más de cera o de emulsionante (estos ya son otro mundillo) o gomas (guar o xantana, por ejemplo) para espesar y solucionado. 

Yo uso mucho el "a ojo" en el potingueo, cantidades sin importancia de diferencia lógicamente, pero sobre todo no te olvides de apuntar en tus apuntes lo que añadiste cuando se enfrió del todo horas después o al día siguiente para corregir algo! No serías la primera que olvidara anotar algo y cuando vuelvas a querer que te salga igual, no haya manera.... :)





Recordad que existen ingredientes fotosensibles (reaccionan en nuestra contra con los rayos solares aunque esté nublado) que no se deben usar para productos de uso matutino, de día! como todo lo que venga de cítricos, aceite de rosa mosqueta, fragancias... pueden salirte manchas, o sea, empeorar la situación.


No quiero dar clases ni pretendo ser ejemplo o que mis potingueos lo sean, ya dije anteriormente que la cosmética fina para mi es cosa para la gente con estudios sobre ello.

Yo sólo hago combinaciones básicas, con ingredientes poco o nada complicados. Sólo son unos apuntes muy básicos.

Os dejo una combinación de ingredientes para una crema hidratante y protectora básica que yo elaboré para mis manos pero que bien se puede usar para todo, corporal y facial.

En el caso de uso facial, si hay acné esta formulación es válida pero se le podrían añadir polvos de neem o aceites por ejemplo de borago (borraja) y más jojoba.


Enfriándose una tarde fría.




Para 1 tarro de 75/85 gramos:

50 grs. de m. karité
10 gr. aceite de arroz  
10 grs. aceite de semilla uva
5 jojoba + 5 aceite borago
(añadidos 2 días después para mejorar textura
porque ha llegado el frío como de repente) 
  3 grs. de m. cacao 
  1 gr.  de cera de abeja (menos en invierno)
     1 gr. tocoferol C (o vit.E)
 1 pizca polvo rosa de Damasco (opcional)


La manteca de karité se puede sustituir por m. mango o m. nuez macadamia, aptos para todos tipos de piel y superideales para pieles maduras y desvitalizadas. Pero claro, son algo más caprichosos, y por tanto, hasta el doble de caros.

Los aceites líquidos, arroz  y semilla uva :
Para cantidades grandes para uso corporal son sustituibles por aceite de oliva virgen o coco (o ambos), pero el de oliva no me gusta tanto porque me deja más sensación grasienta.

Para uso facial, menos cantidad y mejor inversión, se pueden sustituir también por aceite almendras (para todos) o aguacate (para piel muy seca). 
Si la quieres para uso de noche y/o tienes manchas o piel envejecida, sustituir cierta cantidad por un poco de aceite de rosa mosqueta (es un aceite muy graso) y ya la conviertes en tu aliada nocturna ideal.

Aceites de borago (borraja) y jojoba:
He editado para añadir a la fórmula más aceites "líquidos" (la jojoba es una cera líquida algo más densa que un aceite) porque nos ha llegado el frío y el viento como de repente y prefiero una textura más ligera que un "bálsamo labial". Se había puesto demasiado sólida. 
En mi caso, con cutis graso, estos 2 aceites me irán de perlas también para el rostro.


Textura perfecta. Tras añadir los 2 aceites comentados y el producto ya bien frío horas después.


Podéis ver abajo después de una aplicación, lo increiblemente poco aceitoso que deja la piel a pesar de ser una crema a base de aceites/grasas. Sin agua! Se absorbe muy rápido. 

Recién puesta la crema.

Fijaos que tengo la mano directamente debajo de una bombilla porque hice la foto ya de noche y no se aprecia nada de brillos grasientos. Es porque estos aceites son de los llamados secos. Ya en otra entrada os hablaré de ellos.

Os aseguro que por precaución no lo hago pero casi inmediatamente se podría coger un libro y ponerte a leerlo sin mancharlo. Increiblemente, no mancha, ni por ser aceites ni por su colorido. 

La manteca de cacao,  untuosa, ayudará además a mantener la consistencia del producto.

La cera de abeja: puedes usar cera de soja u otra cera emulsionante (btms, etc) pero la de abeja tiene mogollón de propiedades mejores y de forma más natural. 
También la prefiero porque forma una fina capa inapreciable que protege y te da visión y tacto de piel aterciopelada. No es humectante como la glicerina que capta la humedad del ambiente pero ayuda a mantener el agua de nuestra propia piel evitando su evaporación.
En invierno o si refresca, disminuir cantidad de cera o aumentar cantidad de aceites líquidos.



La vitamina E puede sustituir el Tocoferol C. En este caso no haría falta conservante alguno porque el producto final no contiene agua y sí mucha manteca y aceites de difícil enranciación, o sea, que son los que más tardan en enranciarse. 
Pero yo prefiero poner un poco porque entre que no tengo constancia y que no paro de crear y probar cosas nuevas, a veces los olvido y el tiempo me pasa al galope y cuando los recupero ya han pasado un par de meses o más y ya me da reparo porque sobre todo en tarros donde metemos dedos y tal, siempre se perderá el margen de seguridad inicial. 
Así que cualquiera de estos conservantes actuará de conservante para una despistada como yo y además, de activo antioxidante, o sea, que ayudará a mi piel a no envejecer ;)

La rosa de Damasco en polvo, la puse para darle colorcillo y aroma, y por la capacidad del tarro me pasé con media cucharilla y quedó de color morado. Pero vamos, que no mancha ni colorea la piel. Una pizca puede ser suficiente. Cuesta disolverla a la granuja... pero vale la pena tenerla como aliada. Huele a rosa suave la crema.

Un sustituto para dar aroma y colorcillo puede ser el ae de naranja va bien tanto para grasas como secas y me encanta por su olor y por sus propiedades. 
Pero, si quieres usar la crema para uso de día y más si es para uso facial, puedes sustituir el aceite esencial de naranja que es concentradísimo por polvos de naranja que es naranja seca y por lo tanto, mucho menos concentrada. O puedes obviar este ingrediente. 
Pero que sepas que la naranja aporta luminosidad aparte de ser astringente para pieles grasas.
Si tienes el cutis seco o maduro quizá le vayan mejor los polvos de rosa de Damasco o de hibiscus...


También se puede 1 o 2 gotas de ae de lavanda si quieres algo de perfume aparte de sus buenas propiedades, apto para todo el mundo (nunca he leído si ha habido casos de alérgicos a la lavanda pero tampoco me extrañaría con las alergias en pleno boom). Este ae es el más pluriempleado, si no lo crees, léete ésto:  Aceite esencial de lavanda

Con las fragancias sucede lo mismo, que suelen llevar esencias cítricas o que derivan de frutos y/o plantas cítricas y vete a saber, así que mejor no incluirlas en ningún potingue que quieras destinar a uso facial de día, ni se te ocurra! Toda precaución es poca.   


Claro que si empezamos a sustituir por otros ingredientes, pues el resultado puede no ser el mismo, lógicamente.... pero puede servir o incluso puede mejorarse esta combinación, como podéis ver. Tuneable 100%.

Mi experiencia con ella es que en 1 minuto para las manos ya no hay sensación grasienta. En mis piernas, muy secas, 2 minutos y perfecto, un brillo genial sin sensación grasienta. En mi cutis como es graso, tarda un otro minutito más en absorberse. Pero luego, perfecto!

Lo que me cuesta más es darle consistencia de crema industrial, porque se queda más como un ungüento translúcido que una emulsión suave y blanca... pero supongo que no es lo mismo usar mantecas y ceras que emulsionantes para cremas con las que intento no caer en la tentación.


Se puede apreciar el aspecto translúcido y mientras se enfriaba.

También el karité y la cera de abejas, según la estación en la que estemos se tendrán que ajustar cada vez, pues con frío solidifican (se ponen duras o sólidas) y con el calor se endurecen menos pero tanto uno como la otra suelen formar unos microgránulos que rompen la estética del producto, aunque a la hora de aplicarse no afecta nada porque se funden rápidamente. Mirad foto abajo.




Por ello, lo ideal son otras mantecas como manteca de mango, o de hueso de albaricoque, o manteca de nuez de macadamia, buenísimas todas para pieles maduras y por madurar, la única pega es que, como ya dije, son mucho más caros. Estas mantecas son semisólidas. Por lo tanto, la consistencia crema es más fácil de conseguir.

Ahora mismo, a principio de noviembre que ya empezó a refrescar, la crema que nos ocupa es como un bálsamo labial, parece duro pero es muy fundible. Se funde rapidísimo apenas tocar con el calor de las yemas de los dedos, pero no es cremoso, más bien es como aceitoso. Pero no asustarse.

AVISO
En caso de usar aceite de coco, ajustad los aceites líquidos, aumentadlos un poco, porque es otro que te vuelve loca! Apenas refresca o según donde guardes el tarro, te vuelves loca intentando usarlo si el recipiente donde lo metiste es un dosificador, una botella o un tubo... Solidifica superrápido y aprietas y aprietas... y no sale... jjj...

Si usas emulsionantes, obviamente, este padecer ya te lo evitas. Pero no sé, de momento prefiero atenerme a lo más natural posible.




APLICACIONES:
Por su alto contenido en uva y arroz así como por su contenido en karité que no es comedogénico, esta combinación es ideal como contorno de ojos y bolsas, si tienes... 

Si no le ponemos cítricos ni rosa mosqueta, puede ser nuestra aliada protectora facial de día, ya que como habrás leído en los enlaces, tanto el arroz como la uva (y resabido es que también el karité) tiene sustancias que filtran los rayos solares. Aunque obviamente, si vas a estar como un lagarto expuesta al sol por placer o por trabajo (si eres campesina o agricultora o jardinera) vas a tener que ponerte protector solar sí o sí igualmente. Y de factor bien alto !  ;)

Y ya está. Ha sido un post demasiado largo, pero como siempre, intento daros toda la información posible de lo que yo he aprendido o experimentado para que podáis conseguir vuestro producto más fácilmente y con las menos sorpresas posibles!.

No hay nada peor que llevarse un chasco, aunque de los errores se aprende, sí, pero si eres impaciente, que lo somos todos, mejor ir con la lección lo más aprendida posible. O no?

💗

2 de noviembre de 2017

JABÓN de CÍTRICOS con MANTECA CERDO

Hace poco elaboré un nuevo jabón para hacer un experimento que aún  no había probado: el de hacer jabón con manteca de cerdo.



Tengo entendido que la grasa de cerdo, llamado también sebo, hace unos jabones cremosos, emolientes y de calidad. Nunca lo intenté por mis reparos. Pero un día de compras en el super lo vi y se me ocurrió que quizá ya era el momento.

Antiguamente era con lo que se hacía el jabón en las casas, máximo aprovechamiento... iban reuniendo las grasas de las carnes que iban quitando o bien pedían en las carnicerías, ya que eran desperdicios.

He tardado semanas en ponerme a ello, y cogí un poco un día para hacer un asado de cordero al horno, pero su olor no me hizo usar mucho.

Precisamente por ese olor, aunque pensé que sería peor antes de destapar el envase, pensé en usar cítricos. Y preparé unos oleatos de limón y naranja (de sus cáscaras secas). Como también tenía uno de caléndula, lo eché también. 

Y así lo imaginé, más o menos, porque buscaba tonos anaranjados, y viendo el resultado a las 24 horas, estoy contenta.






Sólo espero que me haga espumita que no sé, no sé... porque no he puesto aceite de coco... y quisiera regalarlos para navidades...hmmmmmm.... Ya veremos....

No me digáis que no parece un postre? Qué ganas ya de probarlo!


Para decorar he aprovechado figuritas (incluso alguna de glicerina) que ya tenía y virutas de un jabón verde menta.

El color de la capa más clara es el color digamos natural, el resultado de los oleatos sin más. 
El de la capa del medio es el resultado de añadir arcilla amarilla (que de amarillo no tiene nada) y cúrcuma
Y el de la capa base amarronada es el resultado de añadir naranja en polvo y reetha en polvo (cáscaras nueces de lavar). La reetha supongo que es lo que lo ha vuelto color marrón.

De todos modos, veremos tras sus 6 semanas de curado cómo van quedando los colores porque se supone que van a decaer en intensidad conforme vayan secándose.



Con un sobreengrasado de 6% y una concentración de 28 (al final algo menos pq tuve que añadir un poco de agua para disolver el azúcar que no estaba en la formulación de la calculadora de saponificación).

Vamos a por la receta (gramos):

- 1 cucharadita azúcar 
(para que ayude a crear espuma)

- 365 de aloe vera (congelada)
y un poco agua mineral 
(para disolver el azúcar)

- 142 de sosa cáustica

- 750 aceite oliva v.e. 
en forma de oleatos :
250 limón+ 250 naranja+ 250 caléndula

- 345 manteca de cerdo
-     5 cera abejas

- Aceites esenciales a ojo: 
limón, bergamota, naranja y litsea cubeba
- vitamina E

Para dar color:
- arcilla amarilla
- cúrcuma
- naranja en polvo
- reetha en polvo 
(para favorecer espuma)

Decoración
figuras varias y virutas jabón.



Y como no me cabía todo en el molde rectangular, opté por usar el molde de tartaletas, y aún me han salido 6 unidades. Huelen a rico limón, seguramente por la litsea cubeba y la bergamota más que por el propio ae de limón.





Me arrepiento de no haber puesto aceite de coco... pero me salía ya mucha cantidad de jabón. Así que... como puedes ver ya tenemos jabones otra vez para dar y regalar... jjjj....

><


Resultados de mi formulación según calculadora antigua:
72 - 121 - 49 - 42 - 44 - 45 - 47

Son los índices de diferentes aspectos a tener en cuenta, el 50 es el índice ideal en todos:

49 es la dureza
42 y 44 sobre la espuma
45 es la limpieza
47 es el acondicionado

Me sorprende el poco acondicionado, no en cambio la justa espuma (42) debí meter aceite de coco.

Si ponéis aceite de coco a este jabón, acordaos de añadirlo en la calculadora y fijaos en las cantidades de agua y de sosa porque cambiarán y si no lo tenéis en cuenta podría empeorar alguno de sus aspectos a tener en cuenta. Así como si queréis modificar la cantidad total de jabón y reducir cantidades de cada una de las grasas.


29 de octubre de 2017

Ganchilleo: un bolsito bandolera otoñal.



Otro trabajo hecho a crochet o ganchillo, que me encanta. Me ha costado casi un año acabarlo pero aquí está.

Para este bolsito bandolera, que es lo más práctico y los que más me gustan porque te permiten tener las dos manos libres, utilicé varios puntos que aprendí con Blüu: el colmena, el estrella; y otras figuras que me gustaron vía YouTube y probé, pero no sé de quién son.


Flores cosidas sobre la pieza de punto colmena.





Como cada muestra por separado me gustaban, fui probando y los pedazos tejidos que resultaron no fui capaz de deshacerlos y no se me ocurrió otra cosa que unirlos de manera que se convirtieran en un bolsito, al menos serían aprovechados, pues ya de bufandas, gorritos y neceseres andamos sobrados jejejeje.... es lo que pasa cuando te aficionas al ganchilleo o al punto y tienes tiempo, je!



Lo forré con loneta color mostaza que le iba de perlas a los colores tejidos y unos botones por aquí y unos abalorios por allá y voilà! una obra de arte!





Además que es muy versátil pues ambas caras pueden ser las protagonistas, dos bolsos en uno!



Las flores amarillas de arriba se tejen directamente al ritmo del tejido. Quiero decir que no están añadidas o cosidas encima... Hay muchos gràficos maravillosos.



Apenas se aprecia pero cosí con hilo dorado el vuelo de las 2 abejas.

Dudé de si el asa tejerlo directamente o coser la tira larga, o botones... y me dicidí por lo más práctico aprovechando que tenía unos botones muy majos y chulos.

Usé 2 botones diferentes, cada uno en el lado que mejor iba. Abajo una foto del botón arabesco con tonos verdes como el bolsillo de hojas.


Para el otro lado, un botón con flores junto a las abejitas...



También tuve en cuenta que el tejido se estirara con el peso y se me ocurrió hacer 2 ojales en cada uno de los extremos del asa. Aún así, aún me quedó largo....jjjj... 





Olvidé mencionar que todo el bolso está tejido a ganchillo (crochet) con hilo de algodón y decorado con abalorios de cristal.

27 de octubre de 2017

POTINGUEO: FONDANT SOLIDO hidratante

O sea, lo que viene a ser una pastilla sólida hidratante que con el calor de las manos y/o del cuerpo si lo refriegas directamente se va fundiendo poco a poco dejando tu piel hidratada y con un brillo satinado genial gracias a la cera de abeja.

Para el verano desde luego es ideal por esa apariencia y para el invierno es ideal por su hidratación y nutrición a tope!. Qué más se puede pedir?





No podemos negar que unos moldes bonitos convierten lo del potingueo en una satisfacción perfecta. No son monos? :D

En este caso no se han usado tensioactivos para que la pieza se mantenga sólida. Las mantecas y las ceras hacen esa función.





Tenéis los ingredientes en la misma foto principal pero por si alguien no ve bien o no entiende mi letra lo suscribo igualmente:

manteca karité
manteca cacao
oleato oliva virgen con hipérico
oleato oliva virgen con romero
cera abejas
cera de soja
fragancia floral
vitamina E
aceites esenciales: - romero
                                        - hierbabuena
                                        - litsea cubeba



La fragancia sobraba ya que los aceites esenciales ya huelen mucho y bien de por sí, pero me apetecía que oliera a jazmín en este caso, pues quería regalar algunas piezas y parece que todo lo que les doy huele a romero...jjjj.... Es que el romero es muy poderoso él... 

El caso es que apenas se nota el jazmín, debí echar más cantidad pues el romero se lo come todo, hasta la litsea! La litsea cubeba huele a limón más que el aceite esencial de limón! para los que no sabéis qué es o cómo huele.

No tengo cantidades exactas porque lo hice a ojo, lo siento... ><

Pero creo recordar que básicamente para que se mantenga sólido suelen aconsejar: 
1 parte de ceras
1 parte de mantecas
1 parte de aceites líquidos

Yo no recuerdo si lo hice con esas proporciones porque hace ya unos cuantos meses y no lo anoté pensando que me acordaría. Ups! Pero seguramente así fue ya que es fácil de recordarlas.

Pasando fotos de la cámara ha sido cuando me acordé de ello...jeje...




Ya podéis ver... unos tesoros hidratantes, nutrientes, reparadores, emolientes, antiinflamatorios, humectantes, y etc.

OBSERVACIÓN: en verano se aconseja guardar en un recipiente hermético en la nevera.





25 de octubre de 2017

BIZCOCHO casero. LOS TRUCOS DEFINITIVOS.



Os preguntaréis que tendrá de especial mi bizcocho a estas alturas que todo el mundo habrá hecho en su casa tropecientos mil!

Pues chic@s, para mi, que me salga un bizcocho bien alto, que mantenga el tipo desde que sale del horno hasta el día siguiente (y porque no dura más), que se mantenga tierno, que no te pique la garganta, que salga buenísimo de sabor y en fin, que sea un bizcocho más que decente SUPREMO!.... para mi... es de mención especial y de hacerle un post personalizado en exclusiva!

No es broma. Jamás conseguí el bizcocho que consigo hoy en día. ¿Es raro, extraño, triste! decir que hasta los 45 años, o sea, que hasta el 2017 no he sabido hacer un bizcocho? Pues así ha sido amig@s. Y ojo! que no me he atrevido a escribir este post hasta que he hecho ya varios tras el primero que debo decir fue el mejor de todos. Sigo persiguiendo ese bizcocho en mis sueños. Los posteriores, a saber por qué, no me han salido igual. Parecidos pero no iguales. Aquél fue simplemente PERFECTO! y aún hoy me pregunto cómo es posible que no le sacara ni una fotooooo...... snif, snif.... Nos lo comimos tan a gusto y tan rápido que apenas pensé en sacarle foto. No es propio de mi. Que hago foto hasta de las pifias... jeje....




Os dije en otra entrada el único bizcocho que me salía decente, el de nueces y canela, aquí.

Pues bien, como con los champús sólidos, no cesé en el empeño. Y aunque no he ido cociendo bizcochos todas las semanas, cada intento era para mi un gran reto.

Cuando al final se consigue algo que ha costado tanto de aprender o conocer o conseguir... creo que se debe ser generoso y compartir por si a alguien le ha pasado lo que a ti y facilitarle la vida. Que no sufra más... jjjj...


Cuando se saca delhorno se baja un poco pero aún así fijaos que altura tiene!


No he descubierto nada nuevo. Esta entrada tratará de un resumen-simbiosis de truqui-consejos cogidos acá y allá y que juntándolos tras tantos años con intentos frustrados y algunos hasta penosos y vergonzosos... me ha funcionado y quiero compartir. No hay más. Aunque parezca boba.

Dicho todo ésto...Tanta introducción es necesaria? Bueno, si eres seguidora de mi blog sabes que no puedo evitarlo y como este blog dio un giro más personal, y con lo que me gusta escribir y explicarme, y lo perfeccionista que soy, no queda otra... jjjj....

Las fotos corresponden a diferentes bizcochos posteriores al primero alucinante que no fotografié. Sigo dándome cabezazos, por Diosssss!




Vamos allá...
Ya se sabe que cualquier receta de cocina, sobre todo en repostería-bollería, es importante la precisión cuál formulación de jabones... Pues en este caso, una casualidad hizo que por fin encontrara el equilibrio de la fórmula del bizcocho básico-detodalavida y oh, sorpresa! sin usar la báscula de cocina!

Fui de visita familiar y por suerte me ofrecieron un bizcocho con manzanas agridulces que habían cocinado ese día y estaba buenísimo! Como no, pedí la receta. Y cuál fue mi sorpresa, que como no tenía manzanas de ese tipo, me puse a probar sólo para el bizcocho-base a ver cómo salía... y curiosamente, el bizcocho creció y creció, sorprendentemente se salía de la bandeja! Iba a desparramarse! Pero no lo hizo. Mantuvo el tipo y me salió un bizcochón superesponjoso y con una altura que ya no he vuelto a obtener! Fue sorprendente porque esa masa en ese bizcocho con esas manzanas más bien se queda a ras de la bandeja, apenas 1 centímetro y medio! Será por el peso de las manzanas, dice mi lógica aplastante, pues se ponen medias manzanas enteras cubriendo toda la superficie...


Éste es el aspecto del típico "cóc de mançana agredolça" de mi zona. Se pinta por encima, antes de meter en el horno, con una lechada de aceite girasol y azúcar y se espolvorea harina. Queda como tostadito y meloso. Hummm....!!! Ñam-ñam!!!

Aunque suele tener una base de bizcocho aún más plana. Por el peso de las manzanitas que no suelen ser grandes y por la humedad de éstas, supongo. En la lechada no se pone pero a mi me gusta mucho, la canela, y le puse pues va muy bien con la manzana cocida.



Bien... al ver que también el sabor estaba superbueno, ya no he vuelto a hacer el bizcocho de nueces y canela! Porque realmente yo siempre he ansiado un bizcocho corriente, simple, sencillo, básico...y más natural evitando la mantequilla. Pero esperad, que lo mejor y sorprendente... que las cantidades van a ojo! Me explico... no se pesan los ingredientes, se miden en vasos.

Las medidas en vasos me refiero a vasos de agua normales (de 200 ml). 

Fórmula original:

6 huevos tamaño L
2 vasos de azúcar (el blanco refinado) 
1 vaso de aceite de girasol
2 vasos de harina (ya con la levadura) 
(y  1 sobre Royal si la harina no lleva levadura)

Yo añadí lo siguiente:
1 yogurt (150 ml bífidus Lidl normal, no desnatado)
Opcional: Ralladura superficial piel de 1 limón



Otro  bizcocho de otro día.



CONSEJOS sobre los ingredientes:
- Los huevos si son camperos mejor. Aunque parezca una tontería o un capricho, deciros que he comprobado que las claras de los camperos se montan más y mejor  (más rápido) que los corrientes de los supermercados. La calidad se nota ahí mucho. 
Los camperos vienen en diferentes medidas. Si usáis los corrientes que sean talla L.

- El azúcar mejor que sea el blanco refinado corriente, pues he probado con azúcar moreno y/o miel y el sabor no gustó a los de casa. A mi, aunque me gustan sus sabores, no me gusta el azúcar moreno y la miel porque al cogerlo con las manos el bizcocho está como pegajoso.

- El aceite debe ser de girasol porque el de oliva sabe muy fuerte. No sabe igual. Y no se puede prescindir de él porque el bizcocho queda más seco.

- La harina yo pongo la que ya trae levadura, especial para bizcochos (del Mercadona para ser más exactos... la del Lidl no me gusta tanto porque creo que no me sube tanto).

- El yogurt yo uso el bífidus del Lidl, el normal, el desnatado no. Probé un día con nata a falta de yogurt y no salió igual. 
Además, un yogurt normal viene con 125 ml. Éste del Lidl viene con 150 ml. y parecerá una chorrada la diferencia, pero chic@s, cuando cambio algo, no me sale igual de bien! 

Y estamos hablando del bizcocho perfecto! En aspecto y en sabor! ;)
Y es que a mi, ni el típico bizcocho de usar la medida del vaso del yogurt, me salía tan alto y tan bueno. Cosas que le pasan a una! ><

- La ralladura de piel de limón es opcional. Se puede poner de naranja o ya lo que dé en el momento de elaborarlo... pero lo descrito hasta ahora y los truqui-consejos de más abajo, no pueden variar. Siempre que he obviado un paso o cambiado un ingrediente... no sale igual de bonito ni igual de bueno. COMPROBADO. Aunque si sólo es añadir cacao puro... no me fue tan mal. 


Para hacer de él un pastel.















Más truqui-consejos, sobre la elaboración:

- Encender el horno a 150 ºC y nada de prisas, a horno convencional, arriba y abajo. SIN TURBO !. O sea, sin ventilador! De principio a fin.

- Huevos... Separar las claras para montar. También siempre me he preguntado si deberían estar fríos de la nevera o si a temperatura ambiente... Pues bien, como vamos a tener que montar las claras a punto de nieve, mejor fríos. Montar hasta un punto de nieve dura y reservar aparte.

- Azúcar... Hay que poner 1 vaso en las claras a medio montar, poco a poco, e ir montando... y el otro vaso batir con las yemas hasta que se cree una espuma clara.

- Aceite, yogurt, ralladura limón o cacao los extras que le quieras poner, añadir a la vez en la espuma de las yemas.

Harina... Tamizarla. O sea, pasarla por el colador. Siempre me ha parecido una tontería ésto... porque luego se bate todo. Por qué no batirlo todo a la vez? Pero oye, yo qué sé. Alguna ley de física simple y desconocida...jjjj... Ir añadiendo a empujones e ir batiendo con lo demás.

- Ir añadiendo las claras montadas de a poco en poco con el típico "movimiento-envolvente.sin-batir-la masa- con una espátula de lengua repostera, mejor...

- Y ya está! Echar sobre el papel de horno (o con mantequilla y harina restregadas) en la bandeja y al horno.

 Hasta los 45 minutos aproximadamente. Ni más ni menos a estos 45 minutos, con mi horno, yo golpeo la puerta SIN ABRIRLA y si el bizcocho ya no tiembla en el centro, ya está hecho! No dejar un ratito más por si acaso, no... apagar horno y abrir un poco la puerta para que no reciba aire frío de golpe y se desinfle más de lo normal.

Creo no haber olvidado nada! Ya véis... consejos que seguro habréis leído o practicado mil veces, pero que aplicados en una simbiosis perfecta con la casualidad de la medida de los vasos, a pesar de la imperfección de las proporciones midiendo así!, siempre sale de LUJO!

Alguna vez, probé de echar menos masa en la bandeja y hacer magdalenas... y éstas bien, pero el bizcocho apenas creció comparado con lo habitual, o sea que, como ya os he dicho, cualquier variación, que sea bajo vuestra responsabilidad de si queda bien o queda mal....jjjj... yo avisoooo!



También intenté con otras manzanas, no se suelen encontrar las agridulces y no me quedaban suficientes, y... tampoco salió como debía. Comparad con el bizcocho de agridulces más arriba. Nada qué ver! Las manzanas quedaron medio duras, el bizcocho se infló más porque no estaba tan cubierto de manzanas, y el sabor, bien pero no de lujo... aún sólo cambiando de manzanas!


Edito y añado más fotos de bizcochos de otros días para dar fe de RETO CONSEGUIDO!!! :






Éste último podría representar bien el primero de todos que no fotografié. No es perfecto?
 ;)


15 de octubre de 2017

MASCARILLA facial SÓLIDA

Otra de mis ocurrencias con los tensioactivos ha sido la de crear una mascarilla de arcillas que pueda conservarse bien para varios usos y quedó así:






Ingredientes (grs.) (para 4 un. corazones):

- SCI (tensioactivo) ... 25 grs
- m. karité ... 40
- arcilla blanca ... 30
- arcilla roja ... 30
- m. cacao ... 20
- cera de soja ... 20
- a. rosa mosqueta ... 20
- a. sésamo ... 20
- a. lino ... 20
- a. argán ... 5
- ae naranja ... 5
- extracto manzanilla ... 5
- vitamina E 

La creé pensando en la piel madura de mi madre pero que también pudiera usarla yo pues aunque yo tengo la piel grasa, hacía poco que había ido a la dermatóloga a "quemarme" unas manchitas seborreicas (ahora no recuerdo el nombre), y ya se me habían caído las costrillas y le puse aceite de rosa mosqueta a la formulita para que a mi también me ayudara a cicatrizar bien y a regenerar donde hiciera falta.

Las piezas tardaron un poco más de lo esperado en secar pero una vez secas quedaron lo suficientemente sólidas para cogerlas con las manos sin problema, y una vez usadas se vuelven a secar y a quedar "tocables" sin apenas "manchar" (porque hay mucha arcilla roja y pinta mucho al usarla). 

Al rato de tenerlo en la mano y/o al mojar la pieza para aplicar en cara, lógicamente se ablanda por las mantecas y por los aceites, pero mantiene el tipo.

Se puede aplicar de varias maneras:

- con pincel (no te manchas las manos)
- con esponja (te manchas un poquito los dedos)
- con los dedos (te manchas los dedos pero es guay si te gusta trabajar con las manos)
directamente con la pieza, restregando en la cara (no tan aconsejable porque con el calor de la mano se ablanda de manera que resulta poco práctico e incómodo a la par que poco higiénico)

Estuve ya pensando en buscar un envase tipo desodorante en stick para la próxima remesa, mucho más grande que un envase para barra de labial, para poder aplicar directamente "pintando" con el envase en mano y no mancharse en absoluto. ;)

Como con otras mascarillas, en primer lugar limpiar el rostro con jabón o el limpiador que uséis habitualmente, dejándolo humedecido, y luego aplicar nuestra mascarilla sólida. Dejarlo en la cara unos 20/30 minutos y retirar. 

NO usar jabón para retirarla porque nos perderíamos parte de sus propiedades. Sólo si es necesario, usar agua.

Yo prefiero ayudarme a limpiar la mascarilla con una esponjita porque a chorro de lavabo da un poco más de trabajo retirarla. Pero ya éso, a gusto del consumidor. ;P

Eso sí, una vez retirada (sin jabón eh?) no ponerse ni cremas ni na! No hace falta esa noche. Porque os recuerdo que debe usarse de cara a la noche o si ya no vamos a salir de casa, por el aceite de rosa mosqueta que es fotosensible a la luz solar.

Para menos cantidad de producto, reducir proporcionalmente todos los ingredientes, obviamente.

Y si queréis que quede más duro, reducir líquidos y/o aceites o aumenta un poco el SCI, el tensioactivo.

Se puede observar en la foto que después de usarse, parece que no, pero sí mantiene el tipo
(obviamente, me refiero al corazón usado de la derecha-abajo :P)

A algunos les puse pétalos y flores secas para decorar bonito por si los acababa regalando, pero recién hecho se me hundían lentamente, y la verdad es que tampoco era necesario, no lo necesitan... je!    


;)